Senador Flores espera que “Ley Uber” contribuya a otorgar transparencia al mercado y un mejor servicio para las personas

En condiciones de ser Ley de la República quedó el proyecto que regula las aplicaciones de transporte remunerado de pasajeros y los servicios que a través de ellas se presten, norma más conocida como ley Uber.

Como “una ley que permitirá otorgar transparencia y mayor seguridad al mercado de los servicios de transporte a través de aplicaciones “, calificó el senador Iván Flores, miembro de la comisión de Transporte, la norma despachada a ley de la República más conocida como Ley Uber.

Según lo señalado por el senador Flores, la iniciativa determina que las empresas que participen en este mercado tendrán la obligación de inscribirse en un registro electrónico de Empresas de Aplicación de Transporte (EAT) a cargo de la Subsecretaría de Transportes. En él se consignarán informaciones de la empresa y de los vehículos y conductores asociados.

Por otra parte, y en el marco de los requisitos de prestación del servicio, el texto pide que se contraten seguros para los vehículos, conductores, pasajeros y terceros. Las empresas deberán ser personas jurídicas, ser del giro de transporte remunerado de pasajeros y contar con un canal de consulta y reclamos.

Asimismo, tendrá que informar al usuario la tarifa en forma previa, la que no podrá variar. Por otra parte, solicita que solo se registren vehículos de propiedad de personas naturales. Del mismo modo, pide que no se registren más de dos vehículos totales en el registro por cada propietario. En todo caso, se permite que puedan operar en distintas EAT.

Con el fin de velar por la seguridad de los pasajeros, se establece que los conductores deben contar con una licencia profesional. Junto a ello, se solicita no tener en su certificado de antecedentes especiales anotaciones por delitos de connotación social. La constancia de delitos puede ser objeto de su eliminación del registro oficial.

Finalmente, Flores indicó que “se está cerrando un capítulo de tensión de este mercado. Todos los conductores tienen requisitos para circular. Los taxistas básicos decían que si tenían la licencia, podían ejercer. Los trabajadores de Uber decían que necesitaban dos años para no saturar a los municipios. Creo que 12 meses es un plazo suficiente”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: