Francia acuerda con los supermercados crear canastas de compra antiinflación

Cada firma tendrá autonomía para definir su propia lista y fijar sus precios, cuyos bienes llevarán una etiqueta común con los colores de la bandera francesa y el texto "trimestre antiinflación".

El Gobierno francés ha presentado este lunes un acuerdo con los grupos de distribución del país para crear una cesta de productos «antiinflación», la cual podrá ser configurada libremente.

De esta forma, el Ejecutivo atiende las reivindicaciones de estas empresas, que rechazaban que se les impusiera una cesta de productos básicos a precio fijo, y, a cambio, las compañías han aceptado reducir sus márgenes en «varios centenares de millones de euros» mediante la creación de un listado de productos básicos que tendrán «el precio más bajo posible». El objetivo es combatir el alza del precio de los alimentos, que fue del 14,5% el pasado febrero en Francia.

Cada firma tendrá autonomía para definir su propia lista y fijar sus precios, cuyos bienes llevarán una etiqueta común con los colores de la bandera francesa y el texto «trimestre antiinflación».

En el caso de Carrefour, lanzará a partir del 15 de marzo una cesta con 200 productos a importes congelados y por menos de dos euros con productos saludables y frescos de la marca Carrefour y Simply. «Hacemos lo posible para que la inflación no sea sinónimo de regresión en la calidad de la alimentación», ha señalado el presidente del grupo, Alexandre Bompard, en una entrevista al diario ‘Le Journal du Dimanche’. Por su parte, la cadena Intermarché hará lo propio con casi 500 artículos, donde habrá productos frescos, lácteos, pescado, frutas y verduras.

Sobre otras alternativas, el ministro de Economía, Bruno Le Maire, acompañado de los responsables de las empresas implicadas, ha rechazado bajar el IVA, que ha calificado de medida «ineficaz y costosa». En cuanto a la fijación de precios, Le Maire ha asegurado que Francia es «una nación que cree en la libertad de comercio», por lo que no le corresponde al Estado intervenir en este sentido.

Además, el titular de Economía ha advertido de que pedirá a los productores industriales que reabran la negociación sobre los precios con las distribuidoras en junio, fecha prevista del fin del «trimestre antiinflación», en vez de esperar a principios de 2024.

REACCIÓN EN ESPAÑA
Por su parte, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación español, Luis Planas, ha valorado de forma «positiva» la iniciativa del Ejecutivo galo para que la distribución diseñe cestas de la compra con productos de alimentación al precio más bajo posible.

«Es una valoración positiva la de la iniciativa francesa. El Gobierno francés ha presentado un paquete antiinflación para este trimestre, en el que se incluyen algunas medidas de apoyo a la población más vulnerable», ha explicado Planas durante la inauguración de la feria cárnica Meat Attraction, que se celebra esta semana en Madrid.

De esta forma, el titular de Agricultura no duda en hacer un llamamiento similar a la distribución española: «Las empresas pueden plantear iniciativas similares en nuestro país que lleve a una contención de los precios, pero siempre con respeto a la Ley de la Cadena Alimentaria y que no sea en perjuicio de la industria ni de los productores», ha señalado. (Europa Press)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: