Fernández pide al gobernador de Jujuy que no use a los ciudadanos

La Convención Constituyente de Jujuy aprobó el pasado viernes la reforma parcial de la Constitución provincial con el apoyo del oficialismo y del Frente Justicialista.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha pedido este miércoles al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, que «no utilice al pueblo jujeño como banco de prueba de la represión», en referencia a las denuncias de uso excesivo de la fuerza en las manifestaciones que tienen lugar en la provincia, en el extremo norte del país sudamericano, con motivo de la reforma constitucional regional.

«A 40 años del retorno de la democracia, es inadmisible que la violencia estatal sea la respuesta de un Gobierno a los reclamos legítimos. Gobernador Morales, no utilice al pueblo jujeño como banco de prueba de la represión», ha señalado el mandatario argentino.

Fernández, que ha subrayado que los hechos de represión y violencia estatal son inadmisibles, ha lamentado que «por primera vez en mucho tiempo, algo acaecido en (Argentina) ha provocado la alerta y condena de organismos internacionales defensores de los Derechos Humanos».

«La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la oficina regional para América del Sur de la ONU para los DDHH, Amnistía Internacional y Human Rights Watch (HRW) se pronunciaron clara y contundentemente llamando de forma inmediata al cese de la violencia estatal y a garantizar la vigencia de los Derechos Humanos en Jujuy», ha enumerado el presidente.

Asimismo, ha anunciado que ha ordenado al Ministerio de Justicia que analice y «eventualmente promueva las acciones de inconstitucionalidad de los artículos de la reforma votada en Jujuy que violan la Constitución Nacional y los tratados internacionales».

«Insto de forma definitiva al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, a cumplir con los estándares internacionales en materia de Derechos Humanos», ha pedido al tiempo que ha solicitado que convoque a las comunidades indígenas y a todos los actores sociales para «superar el conflicto» a través del diálogo.

El Ministerio de Sanidad argentino informó este miércoles de que cerca de un centenar de personas han resultado heridas en el marco de los disturbios, incluidos 66 agentes de Policía.

La Convención Constituyente de Jujuy aprobó el pasado viernes la reforma parcial de la Constitución provincial con el apoyo del oficialismo y del Frente Justicialista. La normativa incluye la «prohibición de cortes de ruta» durante protestas, las manifestaciones que limiten la libre circulación o la ocupación de edificios públicos. Además despoja a las comunidades originarias de sus tierras, denuncian. (Europa Press)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: