Rusia y Ucrania solicitan reunión del Consejo de Seguridad de la ONU tras ataque a represa

Ucrania ha instado a los países del G7 y de la Unión Europea a "considerar inmediatamente la imposición de nuevas sanciones contra Rusia, especialmente contra la industria militar y nuclear" del país.

Las autoridades de Rusia y las de Ucrania han solicitado este martes de forma separada una reunión urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tras el ataque contra la presa de la central hidroeléctrica de Kajovka, en el río Dniéper.

El Ministerio de Exteriores de Ucrania ha indicado que tras una reunión del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional, se ha procedido a pedir un encuentro urgente para abordar el ataque, que ha provocado la inundación de las zonas aledañas río abajo.

Así, ha instado a los países del G7 y de la Unión Europea a «considerar inmediatamente la imposición de nuevas sanciones contra Rusia, especialmente contra la industria militar y nuclear» del país, tal y como ha señalado el ministro de Exteriores, Dimitro Kuleba, en un comunicado.

Kuleba ha calificado la explosión registrada en la presa de «terrorismo medioambiental» y ha alertado de que el territorio adyacente se encuentra inundado. «Consideramos el ataque por parte de Rusia un acto terrorista contra la infraestructura de Ucrania, que tiene como objetivo causar tantas víctimas y destrucción como sea posible», ha dicho.

Asimismo, ha aseverado que el ataque «había sido planeado con antelación» y supone el «mayor desastre provocado por el hombre en Europa en las últimas décadas». «Es otra manifestación del genocidio de Rusia contra los ucranianos. Esta es la respuesta del Kremlin a los países que piden conversaciones de paz con Rusia», ha insistido.

Además, ha puntualizado que «debido a una disminución en el nivel del agua en la presa, puede haber peligro de un incidente en la central nuclear de Zaporiyia».

RUSIA TAMBIÉN PIDE UNA REUNIÓN
Más tarde, las autoridades rusas han seguido los pasos de Kiev y han solicitado una reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para abordar un suceso en el que han asegurado no estar involucrados y han señalado directamente a Kiev.

El representante permanente de Rusia ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, ha manifestado que es «urgente» que el órgano se reúna, si bien no ha entrado a detallar la hora exacta de este posible encuentro, recoge la agencia rusa TASS.

Por otro lado, Nebenzia ha seguido la línea del argumentario ruso y ha aseverado que Moscú «por supuesto que no tiene nada que ver» con la destrucción de la presa. «¿Qué problema de salud mental tienen los que sugieren esto?», ha criticado.

Así, el representante ruso ante la ONU ha cuestionado el sentido que tendría que Rusia hubiera volado la presa cuando las inundaciones derivadas de esto han «entrado en los territorios bajo control ruso». (Europa Press)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: