Ausencia de medidas contra incendios en los edificios

Por Patricio Herman, presidente de la Fundación Defendamos la Ciudad

Dado que el compromiso auto impuesto por la fundación Defendamos la Ciudad es exigirles a las autoridades que se comporten correctamente en el ejercicio de sus altos cargos públicos, nos vimos en la necesidad de divulgar en nuestra página web lo que está sucediendo en materia de incendios, aspecto que con anterioridad, en columnas de opinión, habíamos publicado en algunos medios, sin que nadie, parodiando a Pezoa Véliz, dijera nada, incluyendo curiosamente a los directivos nacionales del cuerpo de Bomberos de Chile, institución que debería velar por la seguridad de sus miembros que acuden voluntariamente a apagar las llamas en este tipo de siniestros. Tal como allí se aprecia, las autoridades han decidido no exigir la aplicación de las pinturas intumescentes cuando las construcciones se reciben oficialmente.

Pues bien, sin que nadie lo comprenda, el ministerio de Vivienda y Urbanismo, conocido como MINVU, mantiene retenido desde febrero de 2018, el Decreto N° 7, que actualiza la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC) en materia de seguridad contra incendios. Ese MINVU, durante el año 2017, con el propósito de aclarar y mejorar la seguridad contra incendios en el país, indicando que era urgente, generó una modificación en esa OGUC, para precisar y aclarar los objetivos de la protección contra incendios e incorporar estándares que no solo mejoran la aplicación de la norma NCh935/1, como también regular las asimilaciones que hoy son un total despelote.

Si ese ministerio hubiera procedido en consecuencia hoy tendríamos edificaciones más seguras, teniéndose en cuenta que este cambio normativo fue tramitado en febrero de 2018 por la ex presidenta Michelle Bachelet y, sin motivo alguno, retenido (sic) por el gobierno del ex presidente Sebastián Piñera. No hay explicación lógica para que un Decreto validado por la Contraloría General de la Republica, todavía se mantenga por más de 6 años escondido en alguna oscura oficina del MINVU, a sabiendas de que, con su aplicación, se habrían evitado los fraudes que hoy salen a la luz.

Por ello, conforme a la práctica de la transparencia, a través de esta tribuna, le preguntamos al serio y ponderado Ministro Carlos Montes cuál es la razón de que su subordinado, Vicente Burgos, jefe de la División de Desarrollo Urbano (DDU) no se atreve a publicar en el Diario Oficial ese necesario acto administrativo. Será que estos ensoberbecidos funcionarios públicos ya no se preocupan de la seguridad de los chilenos y de la calidad de las construcciones. ¿Será que sus energías están dirigidas solo a inventar proyectos para, con sus pícaras fundaciones, armen convenios truchos con venales oficinas públicas?

Ya que estamos ejerciendo nuestro legítimo derecho ciudadano a interpelar con publicidad al poder político, dejamos en evidencia que las leyes números 20.016 y 20.703, llevan más de una década sin reglamento, lo que significa que sus aplicaciones sean muy defectuosas. El contralor, Jorge Bermúdez, ya se ha referido a esa situación sin que La Moneda reaccione, teniéndose en cuenta que las leyes sin reglamentos no sirven de nada.

Este columnista, en el aspecto de la ausencia de las pinturas intumescentes, ya lo denunció en una Fiscalía, causa RUC 2200644024-3, acción ratificada en la Policía de Investigaciones (PDI), razón por la cual, dada la gravedad del asunto, el Fiscal Nacional Ángel Valencia, tendrá que ejercer su rol pues esta trampa es generalizada a nivel país.

Como somos 100% independientes, continuaremos informando sobre omisiones en obras de los ministerios de Salud, de Educación y de OOPP y de Carabineros, de Bomberos, de municipios, todas ellas con incumplimientos flagrantes de contratos y fraudes al fisco, lo que está debidamente documentado, con lujo de detalles, en la aludida publicación de nuestra página web, en donde se describen los incumplimientos en la aplicación de este tipo de pinturas en los edificios de los Juegos Panamericanos en la comuna de Cerrillos. Esperamos que cuando se vayan a sus países las delegaciones extranjeras que están ocupando esos edificios, las autoridades cumplan con sus deberes para que los nuevos ocupantes de sus departamentos puedan vivir sin riesgos.

Dado que el gobierno de Boric se asemeja más al de Bachelet que al de Piñera, estamos seguros que el ministro Montes tomará el toro por las astas y en breve plazo el Decreto N°7, asociado a la mencionada NCh935/1, se publicará en el Diario Oficial, con lo cual próximamente nuestro país, en esta materia, se pondrá a la altura de los países desarrollados teniendo edificaciones más seguras para los chilenos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: