Brasil presenta en COP28 propuesta para conservar bosques tropicales

"La idea fundamental es incentivar la conservación y desalentar fuertemente la deforestación y la degradación forestal", ha informado el Ministerio del Medio Ambiente de Brasil (MMA).

El Gobierno brasileño ha defendido este viernes en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28) de 2023, una propuesta para que los países con fondos soberanos, entre otros inversores, coloquen sus recursos en un fondo creado para mantener los bosques tropicales en pie y conservarlos.

Los fondos soberanos son creados por algunos países para poder acumular riqueza y entre los fondos más grandes del mundo se encuentran los de Noruega, Emiratos Árabes Unidos, China, Arabia Saudí, Kuwait y Qatar entre otros, según ha informado la Agencia de Brasil.

«La idea fundamental es incentivar la conservación y desalentar fuertemente la deforestación y la degradación forestal», ha informado el Ministerio del Medio Ambiente de Brasil (MMA), cuya propuesta sostiene que es urgente avanzar en la idea de un instrumento global innovador para remunerar el mantenimiento y la restauración de los bosques tropicales.

«¿Por qué hablamos de fondos soberanos? En todo el mundo, los fondos soberanos poseen 12 billones de dólares (13 billones de euros), y los 13 fondos más grandes tienen ocho países que poseen 8,8 billones de dólares (10 billones de euros). Sabemos que la mayoría de los fondos soberanos se capitalizaron con la venta de petróleo y combustibles fósiles», ha explicado el director del Servicio Forestal Brasileño, Garo Batmanian.

La propuesta sugiere un aporte inicial de 250 mil millones de dólares para que el fondo comience a operar. «Esto significa menos del 20 por ciento de los activos de bajo riesgo que poseen estos 13 mayores fondos soberanos», ha añadido.

La idea es crear el Fondo Tropical Forest Forever (FFTS) para generar recursos que se utilizarían en proyectos para preservar los bosques y el desarrollo económico de las personas que viven o dependen de ellos. Además de los fondos soberanos, los FFTS podrían recaudar fondos de la industria petrolera y de inversores en general y la rentabilidad neta del fondo sería la fuente de pago para los países tropicales, dependiendo del tamaño de cada nación.

Este dinero podría ser utilizado por los 80 países que tienen bosques tropicales y para tener derecho al dinero, los países deben mantener la deforestación por debajo de la tasa definida (por ejemplo, 0,5 por ciento anual), además de que la deforestación debe estar disminuyendo o ser muy baja. A parte, el país debe desarrollar mecanismos transparentes para asignar dinero y tener métodos confiables para medir la cubierta forestal.

Las naciones que cumplan con estos criterios, según la propuesta, recibirán una cantidad fija por cada hectárea de bosque en pie, ya sea conservado o restaurado. La propuesta también prevé una multa equivalente al costo de 100 hectáreas por cada hectárea deforestada o degradada en el año. (Europa Press)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: