EEUU muestra su «preocupación» por uso de bombas de fósforo blanco por Israel en Líbano

El fósforo blanco es una munición incendiaria que puede utilizarse para ocultar movimientos de tropas, pero también es un arma química que se adhiere a la piel y causa quemaduras mortales en las vías respiratorias, por lo que está prohibida su utilización contra población civil.

El Gobierno estadounidense ha manifestado este lunes su «preocupación» por las informaciones sobre el uso de bombas de fósforo blanco –que habrían sido suministradas por Washington– en un ataque israelí sobre territorio libanés.

«Hemos visto las noticias. Desde luego, estamos preocupados por eso. Vamos a preguntar y vamos intentar saber algo más», ha afirmado el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, en rueda de prensa recogida por el portal de noticias estadounidense Politico.

Kirby ha resaltado que este tipo de munición no debería utilizarse contra personas. «Evidentemente, cuando proporcionamos materiales como el fósforo blanco a otro ejército esperamos que se utilice con fines legítimos y cumpliendo la ley de los conflictos armados», ha añadido.

El diario ‘The Washington Post’ ha publicado una investigación de obuses de artillería de 155 milímetros disparados hace dos meses contra la localidad libanesa Dheira, cerca de la frontera con Israel. Nueve civiles resultaron heridos en este ataque.

El análisis del ‘Post’ reveló que los proyectiles fueron fabricados en Estados Unidos entre 1989 y 1992 y llevaban la marca «WP», siglas de fósforo blanco en inglés.

Human Rights Watch ha informado también del uso de fósforo blanco por parte de Israel tanto en Líbano como en la Franja de Gaza desde el inicio de la ofensiva militar israelí contra el enclave palestino, el 7 de octubre, en represalia por el ataque de Hamás en el que murieron 1.200 personas.

El fósforo blanco es una munición incendiaria que puede utilizarse para ocultar movimientos de tropas, pero también es un arma química que se adhiere a la piel y causa quemaduras mortales en las vías respiratorias, por lo que está prohibida su utilización contra población civil. (Europa Press)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: