Finaliza juicio por subversión contra 16 activistas por democracia en Hong Kong

El abogado defensor de 16 de los acusados, Steven Kwan, ha señalado en los argumentos finales que la Fiscalía todavía tiene que probar que existió violencia para condenar a los implicados.

El juicio contra 16 activistas por la democracia en Hong Kong que se declararon no culpables de subversión por organizar las primarias opositoras en julio de 2020, en virtud de la controvertida ley de seguridad nacional, ha finalizado este lunes tras diez meses de audiencias en un tribunal del distrito de Kowloon.

El caso involucra a 31 activistas más que sí se declararon culpables en virtud de la controvertida ley de seguridad nacional tras ser acusados de subversión por intentar elegir a los candidatos a las elecciones del Consejo Legislativo de septiembre, que finalmente fueron aplazadas con motivo de la crisis de la pandemia.

El abogado defensor de 16 de los acusados, Steven Kwan, ha señalado en los argumentos finales que la Fiscalía todavía tiene que probar que existió violencia para condenar a los implicados. Por el momento, no se conoce la fecha del veredicto final, según ha informado el diario ‘South China Morning Post’.

La ley de seguridad nacional forma parte de la iniciativa de Pekín para reforzar su control sobre el centro financiero asiático después de que una ola histórica de protestas por la democracia se apoderara de Hong Kong durante meses en el año 2019.

En concreto, la legislación enumera cuatro categorías de delitos: secesión, subversión, terrorismo y colusión con un país extranjero o elementos externos para poner en peligro la seguridad nacional. La pena máxima para cada delito es la cadena perpetua, aunque la sentencia sugerida para algunos delitos menores es de tres años de prisión.

EXILIO DE UNA ACTIVISTA POR LA DEMOCRACIA

Por otro lado, otra activista prodemocracia, Agnes Chow, acusada de violar la ley de seguridad nacional, ha asegurado que no volverá a Hong Kong y que permanecerá en el exilio después de viajar a la ciudad canadiense de Toronto para estudiar, ha recogido Bloomberg.

Las autoridades de Hong Kong han asegurado en un comunicado que «no escatimarán en esfuerzos para perseguirla y arrestarla de acuerdo con la ley» después de que haya tenido un comportamiento «vergonzoso» al «huir y escapar del castigo».

Chow fue condenada en agosto de 2019 por incitar al asedio de la comisaría de Policía de Wan Chai durante la fuerte ola de protestas de aquel verano. La activista fue liberada en junio de 2021 tras cumplir una pena de prisión de casi siete meses. (Europa Press)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: