Ascienden a más de 26.600 los palestinos muertos por ofensiva israelí en Gaza

"Hay víctimas aún bajo los escombros o tiradas en las calles, ya que la ocupación impide a las ambulancias y al personal de Defensa Civil llegar a ellas", ha manifestado el Ministerio de Sanidad gazatí.

El número de palestinos muertos a causa de la ofensiva militar lanzada por Israel contra la Franja de Gaza tras los ataques ejecutados el 7 de octubre por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha superado el umbral de los 26.600, según han afirmado este lunes las autoridades gazatíes, controladas por el grupo islamista palestino.

El Ministerio de Sanidad gazatí ha señalado en un comunicado que «el balance de la agresión israelí ha aumentado a 26.637 mártires y 65.387 heridos desde el 7 de octubre», antes de destacar que «la ocupación israelí cometió catorce masacres durante las últimas 24 horas contra familias en la Franja de Gaza, causando 215 mártires y 300 heridos».

«Hay víctimas aún bajo los escombros o tiradas en las calles, ya que la ocupación impide a las ambulancias y al personal de Defensa Civil llegar a ellas», ha manifestado, al tiempo que ha denunciado que el Ejército de Israel «sigue estrechando el cerco al Hospital Al Naser y el Hospital al Amar», ambos situados en el sur de la Franja de Gaza.

Así, ha recalcado que «esto paraliza las capacidades del sistema sanitario para salvar a los heridos a causa del cerco y la escasez de anestesia, estabilizadores de huesos y sangre para transfusiones». «Pedimos a las instituciones internacionales que intervengan rápidamente para proteger todos los hospitales, especialmente los de Jan Yunis, dado que están bajo ataques directos en estos momentos difíciles», ha destacado.

«Alrededor de dos millones de desplazados están expuestos a unas condiciones indescriptiblemente catastróficas ante la intensificación del invierno», ha lamentado, antes de criticar los «ataques sistemáticos, con una postura claramente política, contra Naciones Unidas y sus instituciones humanitarias», tras la suspensión de la financiación por parte de diez países a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) tras las acusaciones contra doce de sus trabajadores por su presunto papel en los ataques del 7 de octubre.

«El cese de este apoyo va en línea con la política de desplazamiento de la ocupación. Afirmamos que detener la ayuda socava los esfuerzos de ayuda y ahonda las condiciones catastróficas a las que está expuesto nuestro pueblo, especialmente en la Franja de Gaza, expuesta a una brutal agresión y al desplazamiento forzoso en condiciones inhumanas», ha remachado el Ministerio de Sanidad gazatí.

El Ejército de Israel lanzó su ofensiva contra Gaza tras los ataques de Hamás, que dejaron cerca de 1.200 muertos y unos 240 secuestrados, según los balances publicados por las autoridades israelíes. Por otra parte, más de 360 palestinos han muerto en operaciones de las fuerzas de seguridad y ataques por parte de colonos en Cisjordania y Jerusalén Este desde el 7 de octubre. (Europa Press)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: