Marruecos se posiciona en el mapa mundial del hidrógeno

Las energías renovables representan actualmente más del 40 por ciento del mix energético en Marruecos, con vistas a alcanzar el 52 por ciento en 2030.

El jefe de Gobierno marroquí, Aziz Akhannouch, explicó en una intervención en Roma durante un simposio sobre el tema «Energía, seguridad y movilidad», celebrado en el marco de la cumbre «Italia-África… Puente para un crecimiento compartido», que su país se ha convertido en pionero en este ámbito de las energías renovables a nivel regional y continental desde hace más de 15 años, destacando que este liderazgo se ha visto reforzado mediante la participación en el desarrollo del sector del hidrógeno verde y la aplicación de la iniciativa del gasoducto Nigeria-Marruecos, que contribuirá a mejorar el aprovechamiento energético, la seguridad de África Occidental y también de la Unión Europea.

El primer ministro marroquí, subrayó que gracias a la visión del Rey Mohamed VI, el Reino lanzó su primera estrategia para el desarrollo de las energías renovables en el año 2009, cuando se puso en funcionamiento en Ouarzazate el primer complejo de energía solar, cuya capacidad actualmente alcanza los 560 kilovatios-hora. Además de tres grandes proyectos de energía solar que entrarán en servicio a más tardar a principios de 2027 en la región de Midelt.

Según Akhannouch, las energías renovables representan actualmente más del 40 por ciento del mix energético en Marruecos, con vistas a alcanzar el 52 por ciento en 2030, añadiendo que su país apuesta por sus recursos naturales, su ubicación geográfica estratégica y su capital humano para impulsar el sector del hidrógeno verde.

En este sentido, Marruecos está comprometido en esfuerzos destinados a eliminar las emisiones de carbono del mundo de mañana y contribuir positivamente a mejorar la seguridad energética en el continente africano, señalando a este respecto que el proyecto del gasoducto Marruecos-Nigeria “constituye un modelo de integración regional basado sobre una visión común”.

El responsable marroquí concluyó subrayando que, en un contexto caracterizado por una serie de crisis, la necesidad de construir alianzas fuertes entre socios fiables se ha vuelto más urgente, expresando su convicción de que Italia puede contribuir al desarrollo de los países del continente, especialmente a través de la cooperación en los ámbitos de infraestructuras, formación, energía y seguridad, educación, salud y migración.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: