Gobierno colombiano y ELN prorrogan seis meses el alto el fuego bilateral

Colombia se encuentra en diferentes fases de negociación de la paz tanto con la disidencia del Estado Mayor Central (EMC) de las extintas (FARC) como con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

El Gobierno de Colombia y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) han acordado este lunes en la capital de Cuba, La Habana, prorrogar seis meses más el alto el fuego bilateral, que concluía a medianoche y que se estableció hace medio año, en el que se incluye además la moratoria para suspender los secuestros.

Las delegaciones negociadoras de ambas partes han indicado que el Cese al Fuego Bilateral, Nacional y Temporal (CFBNT) entraba en vigor a las 00.00 horas (hora local) de este martes y que tendrá una duración de 180 días, reza el documento.

Asimismo, para contribuir al desarrollo de este acuerdo, el ELN ha decidido suspender «de forma unilateral y temporal las retenciones con carácter económico», compromiso que será «objeto de seguimiento» por parte del Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MMV).

«El avance de este compromiso está articulado al progreso del conjunto de los acuerdos y a la resolución de los factores críticos que afectan el CFBNT», han indicado ambas delegaciones en un comunicado, señalando que se realizará una evaluación de la situación en abril.

El jefe de la Misión de Verificación de Naciones Unidad en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, ha celebrado la prórroga del alto el fuego y ha «saludado» la decisión del ELN de suspender los secuestros económicos. «(El acuerdo) muestra la madurez del proceso y el compromiso de las partes con la construcción de paz», ha remarcado.

Posteriormente, el comisionado para la Paz del Gobierno de Colombia, Otty Patiño, ha señalado que «el ELN debería responder rápidamente por quienes están secuestrados», en una entrevista con la emisora Blu Radio.

Patiño ha explicado que la decisión tomada en esta sexta ronda de diálogos ya quedó formalizada en la anterior, destacando que en esta ocasión «el tema más importante» es la medida relacionada con los secuestros, que serán monitoreados por un mecanismo que será perfeccionado a través de observadores locales.

El alto el fuego entró en vigor el 3 de agosto, según decretó el Ministerio de Defensa colombiano, junto a un mecanismo de monitoreo y verificación, cuya responsabilidad era denunciar mediante informes posibles violaciones de la tregua. La medida supone la suspensión de las operaciones del Ejército y el ELN con la intención de «mejorar la situación humanitaria».

Colombia se encuentra en diferentes fases de negociación de la paz tanto con la disidencia del Estado Mayor Central (EMC) de las extintas (FARC) como con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Los diálogos con este último han llevado al alivio humanitario de las regiones y comunidades más afectadas, especialmente tras su compromiso de finalizar la práctica de secuestros. (Europa Press)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: