Tribunal chino condena a muerte al escritor australiano Yang Hengjun

La ministra de Exteriores australiana, Penny Wong, ha indicado a través de un comunicado en su perfil de la red social X, antes Twitter, que esta sentencia "se puede conmutar a cadena perpetua después de dos años si el individuo no comete ningún delito grave".

El Gobierno de Australia ha confirmado este lunes que un tribunal chino ha condenado a muerte al escritor australiano Yang Hengjun, que trabajó para el Ministerio de Seguridad del gigante asiático y fue detenido en agosto de 2019 por presunto espionaje bajo la ley de seguridad nacional.

La ministra de Exteriores australiana, Penny Wong, ha indicado a través de un comunicado en su perfil de la red social X, antes Twitter, que esta sentencia «se puede conmutar a cadena perpetua después de dos años si el individuo no comete ningún delito grave» durante ese periodo de tiempo.

«Esta es una noticia desgarradora para Yang, su familia y todos los que lo han apoyado. Reconozco la profunda angustia que todos sentirán, después de muchos años de incertidumbre. Este periodo ha sido extraordinariamente difícil», ha expresado, antes de agregar que el Gobierno «comunicará su respuesta en los términos más enérgicos».

En este sentido, la jefa de la diplomacia australiana ha indicado que Canberra continuará «presionando por los intereses y el bienestar» de Yang, incluido un tratamiento médico adecuado, y brindará asistencia consular tanto al condenado como a su familia.

Además, ha recordado que las autoridades han defendido a Yang ante China «en cada oportunidad, en los niveles más altos», pidiendo «constantemente estándares básicos de justicia, equidad procesal y trato humano», de acuerdo las normas internacionales.

Yang fue juzgado a puerta cerrada dos años después de ser detenido, pero el veredicto se ha retrasado constantemente hasta hoy. Durante los cinco años que ha estado arrestado, ha habido preocupación por su salud. Hace seis meses, dijo a sus seguidores que padecía un gran quiste en el riñón que no estaba siendo tratado adecuadamente.

El trato a Yang se ha relacionado con las tensiones diplomáticas entre China y Australia, en un contexto de hostilidad pública por la ley de seguridad nacional, los Derechos Humanos o el comercio. El escrito había pasado una década presionando por reformas democrática en China y criticando la política económica y la corrupción del Partido Comunista de China. (Europa Press)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: