Licitación de luminarias en Santiago: luz al negocio de la luz

Un reportaje de nuestra revista, que alertó sobre el sobreprecio que pagaría el municipio de Santiago por la licitación 2582-25-LR19 (nueve mil millones de pesos de más) tendría paralizada la adjudicación, luego de que los concejales pidieran más informes y revisaran con lupa las bases del millonario negocio.

Lo dijo en un tuit el concejal de Santiago, Alfredo Morgado, al conocer el reportaje de El Periodista sobre la licitación para cambiar y mantener durante 15 años 25 mil 449 luminarias en el municipio capitalino: “Fiscalizaremos con mayor rigurosidad”.

Su reacción se produjo tras enterarse que el servicio podía ser adjudicado a la empresa más cara, la que cobraba nueve mil millones de pesos más que algunas oferentes, también de calidad y experiencia en la materia.

De ahí en más, pese a que las ofertas se conocieron en junio pasado y ya debió ser adjudicada, el negocio que comprende un monto total de 46 mil 480 millones de pesos no se ha cerrado y Santiago no define al ganador de la millonaria licitación.

La fecha fatal sería el 23 de setiembre, día en que la municipalidad podría entregarle a Citelum (la de mejor puntaje) la responsabilidad de las luminarias, sin embargo la aprobación debe darse en el Concejo Municipal, donde existiría cada vez mayor resistencia a pagar el precio más caro.

Ello porque, gracias a una “pequeña” barrera de entrada, en este caso el de la experiencia y que se premia con un 22 por ciento del puntaje en la licitación, Citelum se estaría quedando con el Servicio Integral de Alumbrado Público de la capital, pero cobrando nueve mil millones de pesos más que otros oferentes que también saben del tema, actualmente trabajan en comunas tan o más grande que la capital, pero que no cuentan con las décadas de trabajo de la francesa. Citelum (empresa del Grupo francés EDF) que solicitó la friolera de 46 mil 379 millones 792 mil 938 pesos, apenas 100 millones menos, del máximo permitido.

Sus contrapartes, mientras tanto, para realizar el mismo trabajo en el plazo de 15 años, pidieron un 80 por ciento (Siemens e Itelecom) y 87 (Cam Chile). Es decir, de no mediar el alto requisito de la experiencia solicitada, el municipio puede ahorrar casi un millón de dólares por año.

La experiencia solicitada en Santiago, según los técnicos, no se explica porque “solo contabiliza la mantención de proyectos mayores a 10 mil puntos, incluyendo tecnologías obsoletas, lo que se plantea como un punto contradictorio y discriminador para que las empresas distribuidoras de energía eléctrica obtengan ventajas en la tabla de evaluación”.

Para una nueva licitación, que serviría para recambiar otras 4 mil 191 luminarias y que tiene un presupuesto de 3 mil 364 millones de pesos, el ítem experiencia no estaría siendo considerado, cuestión que llamó la atención de algunos concejales del municipio capitalino.

De ahí a que Alfredo Morgado y otros, pero especialmente el concejal del PPD, están siguiendo con mucha atención la parte técnica de la millonaria licitación, con el objeto de cautelar las cuentas de Santiago y no comprometer a las próximas administraciones con el alto precio de Citelum.

Septiembre es el mes, ojalá la decisión final no se tome entre vinos, cuecas y empanadas.

acostaalessandrialfredo morgadoluminariassantiago
Comentarios (0)
Agregar comentario