Fiscalía investiga posibles irregularidades de adquisición para red criptográfica del Ejército

En abril de este año Contraloría detectó posibles irregularidades en la compra de la red para el envío de mensajes cifrados y hoy declarará como testigo el excomandante en Jefe Juan Miguel Fuente-Alba.

Un nuevo caso de posible fraude que involucra al Ejército está en las manos del Ministerio Público. Esta vez la Contraloría reveló que “214 elementos fueron adquiridos sin valorización” y el sumario indicó que también se descubrió un “eventual sobreprecio de más de 46 mil dólares en la adquisición de ocho equipos criptográficos”. Por tanto, la Fiscalía Centro Norte de Santiago está investigando estas posibles irregularidades para la red criptográfica del Ejército entre los años 2013 y 2015.

Durante la fecha que ocurrieron los hechos, Fuente-Alba y Oviedo eran comandantes en jefe, época donde se realizó la adquisición e instalación de equipos criptográficos (para intercambiar mensajes cifrados) en el extranjero. El canal de comunicación era usado entre las agencias militares de otros países y las Fuerzas Armadas.

Las presuntas irregularidades corresponden al Proyecto de Modernización de la Red Cryptofax y fueron identificadas a través de una auditoria enviada a la Contraloría.

Según consignó La Tercera, “la auditoría se llama Informe Final de Investigación Especial N° 60 del Comando de Telecomunicaciones del Ejército, del 8 de abril de 2019” y el mismo medio señaló que el informe indicó que “nació luego de una advertencia por supuestas irregularidades. “El recurrente denuncia que en 2013 la Jefatura de Guerra Electrónica (JGE) adquiere (…) 24 equipos criptográficos con la empresa Crypto AG., cuya representación en Chile está a cargo de CYM S.A., por US$ 900.000”

El informe de Contraloría

Los elementos fueron adquiridos bajo la denominación “juego de accesorios para la impresión y almacenamiento de información cifrada” y según informó La Tercera “fueron recepcionados con una guía de entrega, sin valorización, careciendo de antecedentes que permitan acreditar (…) que estuviesen sustentados en la factura del 25 de abril de 2014”.

El medio nacional sostuvo que “se comprobaron inconsistencias en el procedimiento de adquisición directa de la empresa CYM S.A.. Y se detectaron demoras de hasta tres años entre la recepción de los equipos por parte del Comando de Telecomunicaciones y su posterior instalación en las agregadurías militares de Chile en el extranjero.”

Finalmente se suma “una insuficiente justificación” en las comisiones al extranjero para la renovación e instalación de la red en las agregadurías militares, entre 2014 y 2017.

La fiscal Ximena Chong, está a cargo del caso y en mayo de 2019 comenzó las diligencias para su investigación. A raíz de esto, citó a declarar como testigo al excomandante en jefe del Ejército general (R) Juan Miguel Fuente-Alba.

“La materia por la cual está citado en calidad de testigo no está del todo precisada. El señor Fuente-Alba, como ha sido siempre su tónica, está disponible para aportar todo lo que sepa”, dijo su abogado, Miguel Chaves, según indicó La Tercera.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.