Histórica visita del Papa Francisco al Reino de Marruecos

El jefe de Estado del Vaticano arribará mañana a Rabat, en la segunda oportunidad que un Papa visita ese país africano y se espera que su presencia fortalezca el diálogo entre civilizaciones y la relación de la Santa Sede con el Islam.

El papa Francisco será recibido mañana oficialmente en la capital marroquí por el Rey Mohamed VI en una visita oficial de dos días al país africano de 35 millones de habitantes, la mayoría de ellos musulmanes.

Se trata de una visita histórica, la segunda de un pontífice a Marruecos, que contribuirá ciertamente al diálogo entre civilizaciones y a fortalecer los lazos entre el Islam y el catolicismo, según los expertos.

Cabe resaltar que en Marruecos existe una comunidad católica cristiana de alrededor de 25 mil personas y que, entre las diversas actividades del Pontífice, se contempla un encuentro con los migrantes en la sede diocesana de Cáritas, con los sacerdotes, las personas consagradas y el Consejo Ecuménico de Iglesias en la catedral de Rabat.

El Papa Francisco partirá del aeropuerto de Roma-Fiumicino el sábado 30 de marzo a las 10:45 hora local de Roma, y llegará a las 14:00, hora de Marruecos, al aeropuerto internacional de Rabal-Salé, donde tendrá lugar el recibimiento oficial.

La visita obedece a una invitación que le realizó el Rey al Pontífice romano y ha sido rigurosamente organizada para que se cumplan los objetivos trazados y se logre, al igual que cuando Juan Pablo II viajó a Marruecos en 1985, continuar en la senda del diálogo y la paz.

El mismo Papa Francisco, en su último mensaje antes de partir al Reino de Marruecos, agradeció a Mohammed VI por la invitación y a las autoridades marroquíes por “la atenta colaboración que han mostrado para hacer posible este encuentro fraterno”. Señaló, asimismo, que será una gran alegría “compartir con la población las convicciones expresadas en el encuentro de Rabat”.

“Marruecos hoy se ofrece al mundo como una garantía de paz en la zona, fuertemente comprometido en la lucha contra el terrorismo y haciendo los máximos esfuerzos humanitarios para atenuar los efectos de la crisis migratoria que afecta a África y Europa. La visita del Papa Francisco, además, es una muestra de las excelentes relaciones entre el Reino de Marruecos y la Santa Sede, un reconocimiento a un país abierto al mundo y a su apertura secular”, señaló la embajadora marroquí en Santiago, Kenza El Ghali.

Durante su permanencia, además, el Papa Francisco visitará el Instituto Mohamed VI de Formación de Imanes y Predicadores Islamistas, un lugar de gran importancia e influencia no solo en Marruecos sino también para el Magreb y todo el continente Africano. Será la primera vez que un Papa visite un centro de este tipo.

“Esta política del Reino de Marruecos y su capacidad en el fomento del diálogo de las civilizaciones es consolidada por Su Majestad Amir al-Muminin, Emir de los creyentes, el Rey Mohammed VI, quien, durante su reinado, Marruecos es y sigue siendo un país modelo de tolerancia, de convivencia y de diálogo”, señaló El Ghali. Y agregó: “La visita, además, refleja los esfuerzos e iniciativas del Rey Mohammed VI para la consolidación del diálogo interreligioso, cultural, así como la promoción de los valores humanos, lo que hace de Marruecos, una tierra de paz, respeto y tolerancia”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.